China invoca clausulas de “fuerza mayor” para rechazar los envíos de GNL a consecuencia del Coronavirus - World Energy Trade

China invoca clausulas de “fuerza mayor” para rechazar los envíos de GNL a consecuencia del Coronavirus

La aplicación de la cláusula de fuerza mayor para los envíos contratados de GNL ha causado reclamos de parte de los proveedores

General
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

China National Offshore Oil Corp., el mayor comprador de combustible del país, había contratado compras de GNL, que como medida extrema decidió suspender por medio de ejercer la cláusula de fuerza mayor incluida en los contratos.

Royal Dutch Shell Plc y Total SA no aceptaron los fundamentos legales para la medida tomada por la China National Offshore Oil Corp. que lo liberaría de sus obligaciones contractuales de recibir los envíos contratados de GNL.

OIL & GAS
Explorando el potencial de la robótica en la industria del petróleo y el gas

Si bien es probable que CNOOC cancele la entrega de los próximos cargamentos, los proveedores probablemente buscarán una compensación de parte de la empresa china.

CNOOC hizo este drástico movimiento mientras lidiaba por recibir GNL debido a las restricciones causadas por el brote del virus, que incluyen restricciones de movilidad de más de 50 millones de personas en más de una docena de ciudades.  

Este es uno de los primeros casos conocidos de la cláusula legal que se invoca en los contratos de productos básicos debido a la epidemia, que ha sumido a los mercados de materias primas en el caos. 

También, los comerciantes de cobre en China, el mayor comprador mundial del metal, han pedido a los mineros de Chile y Nigeria que cancelen o retrasen los envíos. 

Múltiples compradores chinos de cobre dijeron que habían descartado o pospuesto los pedidos en el extranjero al declarar fuerza mayor desde fines de enero, cuando Beijing comenzó a informar un aumento en las infecciones por coronavirus. 

Otras empresas chinas, incluidas PetroChina Co. y Sinopec Group, están considerando invocar causas de fuerza mayor en los contratos, pero aún no lo han declarado oficialmente. PetroChina se vio obligada a retrasar los tiempos de descarga de múltiples cargas porque no puede llevar suficientes trabajadores a sus terminales de GNL Rudong, Dalian y Caofeidian para operarlos a plena capacidad. 

Al menos cinco buques de GNL dirigidos a China se han desviado o están inactivos en alta mar, ya que el coronavirus limita la capacidad del país para recibir entregas y reduce la demanda, según los datos de seguimiento de buques compilados por Bloomberg.

Que representa causas de fuerza mayor en el suministro global 

China es el mayor consumidor mundial de la mayoría de las materias primas, desde productos energéticos hasta metales industriales, y las interrupciones en sus compras están creando estragos en las cadenas de suministro mundiales.  

OIL & GAS
Estados Unidos dispuesto a ayudar a Brasil a obtener más provecho de sus próximas subastas de petróleo

Si bien otros sectores financieros se han recuperado después de los temores iniciales sobre el impacto del virus, las consecuencias en el comercio de productos básicos solo empeoran a medida que Beijing restringe los viajes y mantiene las fábricas cerradas en un esfuerzo por detener la propagación del virus. 

"Fuerza mayor" es un término legal comúnmente incluido en un contrato comercial que ofrece a las partes una posible cláusula de escape. Sin embargo, no se invoca con mucha frecuencia, ya que se considera aplicable en casos muy específicos. Para algunas empresas, el nuevo coronavirus que se propaga desde China califica, debido a las cuarentenas sin precedentes y las interrupciones masivas en el transporte y las cadenas de suministro que han resultado. 

Traducido del francés, el término significa "fuerza superior". En otras palabras, un evento externo que es "imprevisible e inevitable, y no el resultado de las acciones del acusado", lo que hace imposible que alguien pueda honrar un contrato, así lo establece la Escuela de leyes Cornell. Las guerras, disturbios, revoluciones, explosiones, huelgas, bloqueos de puertos, acciones gubernamentales o desastres naturales como inundaciones, terremotos y tsunamis pueden ser eventos de fuerza mayor. 

La enfermedad es una razón muy inusual para declarar fuerza mayor, pero el coronavirus no es una dolencia común. Ha puesto en cuarentena ciudades enteras en China, abrumando hospitales mientras dejaba calles y lugares de trabajo vacíos. 

Cualquiera que no pueda cumplir con sus obligaciones contractuales por razones tan extraordinarias puede declarar fuerza mayor. Ocurre de vez en cuando en los mercados de energía y productos básicos, tanto para compradores como para vendedores. 

 

Te puede interesar: El coste del coronavirus 2019-nCoV para las líneas navieras